perderse es inventar otro camino

“Hazte dueño de tu vida.
No importa a qué te dediques siempre y cuando seas dueño de tu vida.
Si no eres dueño de tu vida…
¿Qué te queda?”

22 diciembre 2009 at 17:45 8 comentarios

De Buenos Aires a Madrid.De golpe la irrealidad.

Trás el último y caótico día en la capital porteña, como no podía ser de otra manera en esta ciudad, Ana ha preparado un estupendo arroz con zapallo y una quilmes para cenar. Ana vive al igual que yo en Salamanca en España, lleva algo más de dos años en Argentina realizando una maestría en inmigración y ahora ya egresada regresa en el mes de junio. Gracias a Ana he vivido y conocido un poquito más Buenos Aires, he sabido de los cartoneros, de las villa miseria, de las movilizaciones en las facultades, de fiestas armenias y manifestaciones por la Ley de Medios. Incluso me he jurado darle una nueva oportunidad a Ismael Serrano.

Es tarde y me tomo un taxi para llegar al hostel de nuevo. Apenas la 1 de la mañana, reviso las noticias rezando, si, rezando, para que el despertar del volcán islandés que está ocasionando la cancelación de vuelos en toda Europa haya afectado también a España. Nada en la página de Iberia. Nada en la página del Ministerio. Nada.Todo indica que irremediablemente he de volver a España.
Dejo todo listo y ya a las 3 o 4 de la mañana entro al dormi. Sin móvil y sin despertador apenas duermo esperando las 8 de la mañana.
Para llegar al aeropuerto de Ezeiza hay varias opciones: taxi, unos 70 pesos argentinos , ( unos 15 euros ), un autobus , unos 45 pesos ( 8 euros ) y un colectivo de la linea 8 que cuesta 3 pesos ( 0,50 euro aproximadamente ), tarda casi dos horas y cruza por las Villa Miseria, herederas de los conventillos, para algunos manchas en la ascendente  capital porteña, para los más, signos de una pobreza anterior a Perón, de explotación y desigualdad. La mayoría de turistas no veran esta realidad, tampoco la del Barrio de La Boca, ni de la Estación de Retiro ni de las calles que rodean al Obelisco.
Publicado en El País - Mayo de 2010

http://www.tiendaleon.com.ar/home/home.asp – Web venta online
http://www.xcolectivo.com.ar/colectivo/linea8.html – Web de colectivos de BB.AA – Ruta línea 8

Adios Colonial. Adios Silvina. Adios Buenos Aires.

Al final de San Martín, calle del General y Libertador, que en todos sitios te lleva y deslleva, está la parada de Manuel Tienda León. Mochila a la espalda, maleta de Ana en mano y enfilo por la estrecha vía. Es pronto, es una calle céntrica, pleno centro de negocios, varias personas esperan su turno en una pomposa confiteria. A ambos lados de las escaleras, en sus improvisadas casas  de cartón, de colchones viejos, de nuestros deshechos, invisibles a los ojos de los transeúntes, duermen 4,5,6 personas, entre ellas varios niños de corta edad. En la totalidad de este absurdo que vivo, el gesto de comprar una docena de facturas ( mediaslunas )  y dejarlas, aún calientes, bajo las mantas, no es nada. A mi, me deja el sabor agridulce del desconcierto y, a estos niños, tal vez, empezar un día, por unos minutos distinto al de ayer.
Como todos, al final, sigo caminando, devolviendo la invisibilidad a quienes aún duermen. Cinco minutos bastan para que me reciban con aire acondicionado, uniformes y radiantes sonrisas mientras ponen mi mochila en el maletero.

Entrar en Ezeiza significa el principio del fin. Cruzo las tiendas de souvenirs, los duty free, perfumes, tabaco y lo único que pienso es que significa toda esta mierda ( sin perdón de la palabra ) y hacía donde voy: me espera el primer mundo ( en realidad España que no monta tanto, tanto monta ) volviéndose loco por una nube de ceniza.

16 abril 2010 at 19:34 Deja un comentario

Córdoba – Santa Fe. Relampagueando.

Y en Córdoba, después de diluviar, como en cualquier otro sitio, escampa. Así se levantó el miércoles y así nos levantamos nosotras. Entre prisas y despistes nos vamos al centro a comprar algunos libros y nos despedimos del brasileiro compañero de dormi. Alto, morocho, de ojos verdes que te obligan a mirarle de reojo. Al igual que Ainara se marcha a la cercana localidad de Capilla del Monte. Lugar místico, avistaje de OVNIS y centro de concentración de energias. ¿Verdad, mentira?. No me da tiempo a comprobarlo, lo dejaremos en el limbo de lo no experimetado.
Buscando un libro para Ainara nos damos cuenta del sinfín de librerias religiosas concentradas en una sola calle.
¡Vade retro con perdón!Pilas de libros y una hora para tomar el omni. Miro, leo, pregunto.
– “¿Me recomienda algún libro de Roberto Arlt?”.
– Cuaquiera es bueno pero si no eres de acá llevaté el primero de ellos, “El juguete rabioso”.
Roberto Arlt, periodista porteño del pasado siglo, hito histórico de la literatura del país, centrando su obra en la ciudad, frente a la prevalencia de la época de historias ambientadas en el campo marcó  un cambio en las letras argentinas. Crítica visión de la urbe. Robo, traición, degradación.
Acaban por caer otro par de libros.Voy por este país recopilando libros a modo de souvenirs. Mios y de los demás.
Veamos:
“Vuelta de página” de Jorge Lanata.Comprado en Buenos Aires. 8 pesos.( 1,80 € aprox. ) .Usado.
Lanata es periodista. Libro de artículos periodísticos publicados en varios medios que, como dice Lanata, ” puede servir ( este libro ) para entender una pequeña parte de este gran país, pero no es ese su objetivo: ojalá sirva para conocernos más, y sentirnos menos solos”. Funciona. Interesante, por ratos complicado por el lenguaje y lo concreto de las notas. Tuve suerte, me instruyeron con clases de lunfardo y jerga en el viaje como para entenderlo.
“Huellas del camino. Relatos de una expedición al Fin de la Tierra” de Federico Ezequiel Gargiulo. Ushuaia. 25 pesos ( 5 € ).
Tres amigos expedicionan la Península Mitre , en el extremo oriental de Tierra de Fuego, área de circulación restringida, de puesteros y guanacos.
“Vagabundeando en el eje del mal” de Juan Pablo Villarino. Buenos Aires. 58 pesos ( 10€ aprox. ).
Conocí a este flaco antes de partir hacía Argentina.Vagabundea por el mundo desde hace 5 años, con la Maga, su mochila, con su proyecto educativo y con mucha buena fe en la bondad y hospitalidad de los humanos. Y como hay que compatir, este libro pasó por los ávidos ojos de Sergio, de ahí se lo presté a Rubén, quien ahora está en Salta, en el extremo norte argentino….y conclusión, el libro salió viajero como su autor.
Y ahora me llevo unos cuantos libros de Ainara, para que no cargue el resto del viaje con ellos. Y ahora, llevo unos cuantos libros de Arantxa que conocí en un bus desde El Chaltén a Esquel. 32 horas, un bus repleto de muertos ingleses y el dulce de leche unen y mucho, se lo puedo asegurar.
Apenas llego a tiempo a la terminal de buses. Me espera el bus de Crucero del Norte.Un abrazo rápido con Ainara con el sentimiento  de que nos volveremos a encontrar. El chofer me avisa, nos vamos en un minuto.
Elegir bien los sitios en los viajes en bus por este país es esencial. Arriba más barato, los primeros asientos mas espaciosos, comida caliente a poder ser y mantita y almohada. Perfecto. Viajo con 3 brasileiros a mi lado. Charlo con la señora sin apenas entender nada pero es divertido. A mitad del camino se le suelta el sujetador a la buena señora con gestos y risas me pide que la ayude. Ahí me ven a mi metiéndole mano a la brasileña tras haberme contado que su sobrina se prostituía en España para enviar dinero a su familia y volverse en un par de años con reales suficientes para tener su casa  – el primer mundo jodiendo al mal llamado tercer mundo, pienso – , que ahora que su marido murio se siente mas libre y que viene de ver a su hija y nietos. He sabido más de la vida de algunas personas en este viaje que de otras muchas con las que me trato de amigos en mi país.
Comida caliente. Mantita. Música, película y la charla de la señora brasileña me llevan en volandas a Santa Fé.

14 abril 2010 at 22:55 Deja un comentario

Santa Fé. “Una buena mina.”

“Hola familia.Esta bella niña es una amiga española.
Como con Karl diez años atrás, abranle las puertas de casa.
Es una buena mina y mejor persona”.

Con esta breve nota y un esquemático plano habría de llegar a Veñalbo 5640 atravesando 25 de mayo y Aristóbulo del Valle.
Antes me cruzo con parques y jardines, con edificios donde me gustaría colarme a observar, con el Cine América, con el Kusturica.
Voy poniéndole música a la caminata. El Indio Solari con “Los redonditos de ricota”, Sumo, Charly García, Las Pastillas del abuelo, Leon Gieco, Pappo y Los Abuelos de la Nada, todo mezclado con la música de los 80. Las radios de acá son cocteleras especialistas en esta década y por unas semanas hago un revival: Cindy Lauper, Jimmi Somerville, The Police, Alphavile y Bonnie Tyler con su “Total eclipse of the Heart”.
50 minutos paseando, 10 de ellos perdida, cruzando y descruzando las vías del tren y, con toda mi timidez, lanzo un par de “Holas” parada delante de la verja del 5640. Por fín me abren. Le pongo caras a los nombres. Suele ser al revés, pero me gusta más de esta otra forma. Y todo tiene una perfecta correspondencía con lo que debía ser y con lo que es. Y allá me quedo un par de horas. Tomando un te y charlando ante estos ojos un tanto extrañados. Allí dejo algún recuerdo más que me abrigaba en el viaje y que te será más útil a tí. Me acompañan a tomar el cole. Me despiden con abrazos y prometo no hacer como el alemán hace 10 años. Yo escribiré. Siempre lo hago.
Aparece el 10. Son casi las 11 y en el colectivo solo vamos el chofer y yo. Me quedo junto a él charlando y me indica la parada mas cercana al Kusturica. Rodeada de enormes carteles de cine, de un antiguo proyector, me siento a tomar una cerveza aquí, en el Kusturica, junto a la pareja que lo llevan y un amigo de ellos. “Hola. Soy amiga del “negro”.Os envia saludos.”Cabezas arriba,ojos sorprendidos. “Pero el negro está en Ushuaia…”.Una cerveza, una charla de cine, saber que ondea la bandera pirata en el cine América, algo impensable en España.¿Proyecciones de películas “ilegales” en un cine? Con la Sgae y las mentes bienpensantes toparíamos. “Acá, total, a nadie le importa”, me cuentan. Se me echa la hora encima. Me despiden advirtiéndome que tenga cuidado al pasar por la Plaza de Colón. “Los choros se suben a los árboles y saltan encima de la gente para robarla”. Aún hoy me pregunto si esto era verdad.
Paso de nuevo por el Cine America. No quiero evitar curiosear dentro. Y, por esas coincidencias, junto a la boletería, está Guillermo Arch. “Hola Guillermo. Soy tu futura esposa aunque aún no lo sabes”, me flashean las palabras en la boca por un segundo pero mis cuerdas articulan un simple “eres Guillermo, ¿verdad?. Te envian saludos desde Ushuaia, de Sergio”, sonrio y doy vuelta. Paso rápidamente por la plaza, oteo entre las ramas de los árboles en busca de algo  más grande que algún ratoncillo que me pueda caer encima.Todo tranquilo y en cinco minutos llego a la terminal de omnibus. La 1. A las 7 de la mañana estaré de nuevo en buenos Aires.

14 abril 2010 at 0:28 Deja un comentario

Córdoba. remembranzas y manies.

Igual de cambiante que me resulta este país  a cada esquina igual me resulta Córdoba. Se intuye, como dicen, que la ciudad aguarda a quien la cruza un gran despliegue cultural. Se ve en sus calles, en los locales, en el arte callejero que cubre los muros al igual que se ven las villas miseria en el camino a la terminal.
2 días se quedan en la superficie de todo y de nada.Una vez más, la superficie.

Ainara lleva tiempo levantada. Desayunando con calma y leyendo. Un mes atrás bifurcamos nuestros caminos y durante semanas fuimos siguiéndonos la pista. Coincidimos a lo largo del viaje varias veces y cada una tiene sus sensaciones e historias que contar a la otra. Este encuentro significa empezar a forjar recuerdos. Ainara es alguien especial que te llena el vaso con una infusión de vitalidad, adrenalina y buen humor. Escucha, y habla, habla muchísimo, nena.  Córdoba queda así difuminada entre conversación, vino y manies. Intuyo edificios coloniales, rincones. Sentarme en un escalón cualquiera, esperando que algo suceda en esa esquina que parece guardar algo en sus paredes, recorrer los barrios no recomendados a los “turistas” en las guias, pararme a mirar los graffitis, pararme simplemente.

12 abril 2010 at 1:32 Deja un comentario

Omnibus a Córdoba. Eslovenos y whiski.

Sucede que todo ha sucedido lenta y raudamente en estos quince días. Si bien había logrado esquivar el tiempo, las horas, los minutos en marzo, si bien ningún artilugio me marcaba el día ni el momento del mismo en el que me encontraba, sucede que de golpe, se empeñan en una continua cuenta atrás. Se va, se va, se fue.
Decidido. Me voy a Córdoba a ver a Ainara y a intuir cuan diferente es el norte de este país de la Patagonia. Ya tengo el billete, comprado a través de Plataforma10 ( http://www.plataforma10.com/ ), muy útil para hacerte una idea del coste del boleto y de horarios y no tener que volverte majara en la estación de omnibus de Retiro. ¡Qué sistema caótico! Organización por regiones, por colores, compañias dentro de compañias, omnibuses que se anuncian con otro destino,semi-cama, cama,… Y sin embargo, cada trayecto en bus tiene ya su olor a cotidianeidad y a historias de pasajeros contadas entre vaivén y alfajores.
Acostumbrada a vivir a 3 minutos de la estación de autobuses en mi ciudad habitual tengo que correr más de la cuenta para no perder el trayecto ya pagado. Me cuesta dejar la habitación del Colonial (http://www.hostelcolonial.com.ar/index.asp ). Esta pareja de eslovenos profesores de kye surfing con quien comparto un dormi de 8 se han convertido en improvisados compañeros de un trago de whiski. Medio vaso es suficiente para los 3 para ahogarnos en risas. Llevan viajando varios meses, vienen de Brasil, de donde venían de Tarifa ( Cadiz ), cargando con 30 kilos de equipo y tienen cuerpo de joda. Para mí no será esta noche. Le dejo a la chica lo que me queda de dulce de leche y me da de vuelta una de sus pulseras. Pequeños tiempos, grandes momentos. Tiempo de dejar Buenos Aires por unos días. He tenido suficiente dosis de polución, ruido e hipocresia.
Vuelo hacía Retiro ( la estación de omnibus – http://www.tebasa.com.ar/paginas/buscador.html).
Arribaré sobre las 7 de la mañana. Me espera Ainara con la que, una decena de emails más tarde, hemos quedado para contarnos cada una nuestro viaje auspiciadas por la ciudad de Córdoba.

2:30 . Hora punta en la Avenida 9 de julio. 140 metros de ancho.16 carriles. 1000 maniacos conductores que esquivar.

11 abril 2010 at 20:42 Deja un comentario

Bariloche. Altos vuelos

6 abril 2010 at 15:57 Deja un comentario

El Chalten. Desafio Chalten y Cerro Torre

3 abril 2010 at 15:50 Deja un comentario

Entradas antiguas


el orden del azar

Para el perfecto vagabundo para el observador apasionado hay un inmenso goce en elegir domicilio en el movimiento y sentirse en casa en cualquier parte

quien escribe que

agosto 2016
L M X J V S D
« Abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Categorías

gracias

A mi bro,a Mandy,Alberto, Sonia, Mariajo y familia, Juanje, , Fer,Azu, Ana, Marta y Usi,Rober, Elenita, a Miguel Angel y Noe (porque me encanta veros juntos ), a Lili ( por el gröb y las risas ) & Erasmus Friends ( Güi, Luana ),Juan Carlos ( Vacceo ), Vero, Julia,Sergio
( Taberna Celta ), los Joses Salvadoreños, Monica, Amparo y Yadhi,Fernando&Dina,El Caño&músicos de la Jam Session,a Ollie, Mari Paz, Lory, a Julius, Oscar,Alvaro,Larita, Esther,Serena,a la gente del rastro y a todos los que ayudan de alguna forma a que esto se algo mas que un viaje..
En Buenos aires, a Ana y Jose, Tati, Norma, Mara y Joseph por los cafes y las charlas.
En Puerto Madryn a Ainara y Eva.
En Ushuaia a Valeria, Maxi y Sergio, a Gemma y Rubén, a Hermas,Hugo y Luca.

el orden del azar

solitary man

Más fotos

nnnn

Top Clicks

  • Ninguna

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.